PRESTACIONES TÉRMICAS INALTERABLES EN EL TIEMPO


Al contrario de lo que ocurre con otros tipos de aislantes, el núcleo aislante THERMALPIR no absorbe agua y mantiene sus prestaciones térmicas inalterables a lo largo de toda su vida útil.

Un factor que afecta muy negativamente a la capacidad aislante de un material es la absorción de agua, ya que el agua aumenta significativamente su conductividad térmica. Cuanto mayor sea la capacidad de absorción de un material, peor será su eficiencia térmica en presencia de agua.
Diversas investigaciones (por ejemplo, las desarrolladas por los profesores Küntzel y Jesperson), han demostrado que las fibras minerales de los aislantes de tipo lana de roca, incluso si han sido tratadas con repelentes al agua, pueden llegar a absorber agua hasta un 40% de su volumen y que un incremento de un 1% en el volumen de agua absorbida puede conllevar un aumento del 75% en su conductividad térmica, provocando pérdidas de energía de hasta un 85%.


Un núcleo aislante de estructura cerrada, compacta y rígida:

Gracias a la estructura celular cerrada de su núcleo, las cubiertas deck THERMALDECK garantizan una prácticamente nula absorción de agua (menos de un 1% de su volumen), manteniendo su capacidad aislante incluso en presencia de agua que pueda haber entrado en el interior del cerramiento por accidente (filtraciones en el impermeabilizante, condensaciones, etc). Así, las prestaciones térmicas de las cubiertas THERMALDECK se mantienen inalterables durante toda la vida útil de la cubierta.