PRESTACIONES MECÁNICAS EXCEPCIONALES


Los paneles rígidos PIR F ALU-T, PIR F ALK o PIR F VV del núcleo THERMALPIR poseen unas prestaciones mecánicas muy superiores al resto de aislantes utilizados en otros sistemas de cubiertas.

Por ejemplo, si se comparan las propiedades resistentes del núcleo aislante del sistema THERMALDECK con un aislante genérico de tipo lana de roca, el núcleo THERMALPIR posee:

16 veces más de resistencia a compresión.
256 veces más de resistencia a tracción.
4 veces más de resistencia a flexión.

El núcleo THERMALPIR garantiza más resistencia y durabilidad frente a esfuerzos de carga repetitivos, como por ejemplo las pisadas de los operarios durante las operaciones de mantenimiento de una cubierta (propiedad conocida como “walkability”). Así, si se somete a un ensayo de 30 ciclos de carga el núcleo THERMALPIR y un aislante de tipo lana de roca:

El núcleo THERMALPIR tan sólo pierde un 20% de resistencia a compresión.
En cambio, un el aislante de tipo lana de roca llega a perder hasta un 85% de su resistencia a compresión.
El núcleo THERMALPIR no pierde apenas espesor.
El aislante de tipo lana de roca pierde espesor y cohesión entre sus fibras, comportando una disminución de su resistencia térmica y una posible rotura de la membrana impermeable (o sus anclajes) por una excesiva deformación del aislante.

Máxima ligereza y ahorro de costes de construcción

Los paneles aislantes PIR F ALU-T, PIR F ALK o PIR F VV del núcleo THERMALPIR son extremadamente ligeros, con una densidad de tan solo 32 ± 2 kg/m3, lo que redunda en una mayor ligereza de la estructura portante del edificio y, consecuentemente, en una reducción de los costes de construcción:

  • Ejemplo de reducción de peso 1

    Supongamos que se pretende ejecutar una cubierta de 4.500 m2 con una resistencia térmica R= 2.20 m2K/W:

    En el caso de utilizar el panel PIR F ALU-T (densidad 32 kg/m3) es necesario utilizar un espesor de aislante de 50 mm. Por tanto, el aislante pesará 7.200 kg.
    En el caso de utilizar un aislante de tipo lana de roca (densidad 150 kg/m3) es necesario utilizar un espesor de aislante de 80 mm. Por tanto, el aislante pesará 54 Tn.

    Así, en este ejemplo con el sistema THERMALDECK se reduce en un 87% el peso propio del aislante de cubierta.
  • Ejemplo de reducción de peso 2

    Supongamos que se pretende ejecutar una cubierta de 4.500 m2 con un aislante de 100 mm de espesor:

    En el caso de utilizar el panel PIR F ALK (densidad 32 kg/m3) la resistencia térmica R del cerramiento será de 4.40 m2K/W y el aislante pesará 14,4 Tn.
    En el caso de utilizar un aislante de tipo lana de roca (densidad 150 kg/m3) la resistencia térmica R del cerramiento será de 2.60 m2K/W y el aislante pesará 67,5 Tn.

    Así, en este ejemplo con el sistema THERMALDECK se aumenta un 65% la resistencia térmica y se reduce en un 79% el peso propio del aislante de cubierta.